martes, septiembre 13, 2011

Niñas sin pecho en Camerún

Piedras calientes sobre los senos que comienzan a apuntar. A veces palos de majar el cereal, a veces otros objetos planos, pero siempre ardiendo. Es el planchado de pechos que sufre una de cada cuatro niñas en Camerún. Las madres u otras mujeres de la familia son las encargadas de practicarlo con la creencia de que retrasa el crecimiento del pecho de sus hijas y, por tanto, las aleja de las relaciones sexuales, consentidas o no, las protege de las miradas libidinosas de los hombres y evita tal vez embarazos no deseados.

Hay que apretar fuerte sobre esos pequeños senos que comienzan a desarrollarse. Arriba y abajo, como se plancharía una prenda. Pero es un cuerpecito infantil el que soporta el dolor de estos embates que dañan los tejidos, causan heridas, abscesos, infecciones y, eventualmente, podrían predisponen al cáncer.
 

1 comentario:

ruxee dijo...

En un anime una vez vi algo parecido.

En el japón feudal el pecho en la mujer significaba poder y como más grande era más poder tenia la mujer y habian mujeres samurais o ninjas que se dedicaban a cortar los pechos de las mujeres pobres con una katana.vi solo el primer capitulo y pensé ¡esto es una locura aquien le guste esto es un sádico lo vi por la trama pero era demasiado bestia incluso para que un hombre (se supone que soy fuerte)

Pero por lo que veo la realidad supera la ficción pobres niñas y chicas...